FAQ’s

La exclusión residencial es la imposibilidad de acceder plenamente al derecho a una vivienda digna, tal como reconocen el artículo 25 de la Declaración de los Derechos Humanos y el artículo 47 de la Constitución Española.

No poder acceder a una vivienda supone enormes dificultades para disfrutar o ejercer otros derechos sociales, como el derecho al trabajo, a la educación, a la salud o a la protección familiar y de las personas menores, y también dificulta el ejercicio de derechos civiles y políticos.

A principios de la década de 1990, Brenda Boardman definió la pobreza energética como la «incapacidad de un hogar de obtener la cantidad adecuada de servicios de energía por el 10 % de la renta disponible».

Aun así, actualmente no existe un estándar europeo para definir la pobreza energética y cada Estado miembro es el responsable de su definición.

La OMS afirma que la dificultad de mantener un hogar a una temperatura, humedad y nivel de CO2 adecuados afecta directamente a la salud y puede generar enfermedades de diferente consideración, especialmente en los colectivos más vulnerables: gente mayor, mujeres embarazadas, población infantil y lactantes.

Por lo tanto, podríamos encontrar un cierto acuerdo en calificar la pobreza o precariedad energética como la dificultad o la incapacidad económica para mantener la vivienda en unas condiciones adecuadas que no afecten a la salud física y mental de las personas que viven en ella.

La vivienda de alquiler social es aquella que da respuesta a todas las personas que no tienen acceso al mercado de alquiler a causa de su precariedad económica.

De iniciativa pública o privada, está planteada y regulada para que sea asequible para las personas y familias con ingresos medios, bajos y muy bajos.

La vivienda de alquiler social se caracteriza por tener un precio estable que garantiza la sostenibilidad económica, la estabilidad y la tranquilidad de las personas que residen en ella.

Podemos clasificar las viviendas sociales de alquiler en 3 grandes grupos:

  • Alquiler social asequible: destinado a hogares con ingresos medios (precio regulado máximo de 7 € por m2 útil al mes).
  • Alquiler social: destinado a hogares con ingresos bajos (precio máximo significativamente inferior al de mercado, de 5,5 € por m2 útil al mes).
  • Alquiler muy social: destinado a hogares con ingresos muy bajos y, a menudo, en situación o riesgo de exclusión. Son viviendas de inclusión que ofrecen un acompañamiento y seguimiento social intenso por parte de una entidad especializada. Este es el caso de las viviendas de la Fundación.

Cuando cedes temporalmente una vivienda a la Fundación, se inicia todo un proceso de apoderamiento, crecimiento y perspectiva de futuro para la familia que va a vivir en ella. La vivienda se convierte en un hogar y, de repente, se posibilita un proyecto de vida para las nuevas personas inquilinas: reinserción laboral, plan educativo, recuperación de la salud, trabajo con la comunidad y las redes…

Ceder una vivienda a la Fundación es mucho más que ceder un piso, ya que un hogar es mucho más que un lugar para vivir.

Cualquier persona, empresa o institución que disponga de una vivienda en propiedad y tenga la voluntad de cederla temporalmente a coste cero o a alquiler muy bajo para que la habite una familia en situación de exclusión residencial.

Para iniciar un proceso de cesión de una vivienda, es necesario ponerse en contacto con la Fundación. Puedes hacerlo desde el apartado Cede una vivienda o llamando al 933 027 197. Estamos a tu disposición para resolver cualquier duda y poner en marcha el proceso de cesión en el momento en que decidas.

La Fundación busca viviendas en la ciudad de Barcelona y en su área metropolitana.

Actualmente gestionamos viviendas en: Vilafranca del Penedès, Gelida, Cornellà de Llobregat, Gavà, Sant Boi de Llobregat, Sant Feliu de Llobregat, Martorell, Sant Andreu de la Barca, Sant Vicenç dels Horts, Esplugues de Llobregat, Molins de Rei, Barcelona, Hospitalet de Llobregat, Badalona, Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià de Besòs, Vilanova i la Geltrú, Montgat, Vilassar de Mar, Sabadell, Cerdanyola del Vallès, Terrassa, Barberà del Vallès, Castellar del Vallès, Montcada i Reixac, Ripollet y Rubí.

Algunas de las ventajas son:

  • Ejecutamos todos los arreglos necesarios en la vivienda para cumplir con las medidas de habitabilidad.
  • Durante la cesión de la vivienda, garantizamos su cuidado y mantenimiento y la devolvemos en perfecto estado una vez finalizada la cesión.
  • Menor riesgo de ocupación de la vivienda, ya que hay una familia viviendo en ella.
  • Nos ocupamos de la relación con las personas inquilinas, el vecindario y la comunidad.
  • Nos hacemos cargo del pago del IBI y de la comunidad.
  • La cesión desgrava fiscalmente en la declaración de la renta.
  • Puedes recuperar la vivienda siempre que quieras o lo necesites.

Encontrarás más información aquí.

32 Habitatge Social Mingo Venero
28 Habitatge Social Mingo Venero

Trabajamos para las personas y las familias sin hacer ningún tipo de distinción, dando preferencia a los colectivos más desfavorecidos. Por ello, damos prioridad a las familias con menores a cargo y, en la medida de lo posible, firmamos el contrato de alquiler con una mujer. A lo largo de 2019, la Fundación atendió a un total de 415 familias (1501 personas, un 43 % de ellas menores de edad).

Mediante el convenio de colaboración con Cáritas Diocesana de Barcelona, Terrassa y Sant Feliu, la Fundación ofrece una vivienda a las familias atendidas por estas instituciones.

Son estas organizaciones las que nos derivan las familias y las personas individuales para que puedan acceder a las viviendas gestionadas por la Fundación.

La Fundación tiene firmado un convenio de colaboración con Cáritas Diocesana de Barcelona, Terrassa y Sant Feliu por el que ofrece una vivienda a las familias atendidas por estas instituciones.

Son estas organizaciones las que nos derivan las familias y las personas individuales para que puedan acceder a las viviendas gestionadas por la Fundación.

Si quieres más información, llama a Cáritas Barcelona al 900 921 810 (de lunes a viernes de 9 a 14 h) y te orientaremos sobre lo que debes hacer para entrar en el programa.

La Fundación va más allá en la lucha contra la exclusión residencial.

Con el programa OIKOS, las personas educadoras de la Fundación desarrollan planes de trabajo integrales, transversales y personalizados con las personas individuales y las familias que acceden a las viviendas para que puedan recuperar su autonomía económica, social y familiar, velando por su dignidad y sus derechos.

Nos coordinamos y trabajamos en red con otras entidades, con los servicios sociales de Cáritas y con las administraciones para realizar una tarea conjunta y orientada a una misma finalidad.

La Fundació Foment de l’Habitatge Social tiene varias fuentes de financiación:

  • Privadas, entre las que destacan Cáritas Barcelona, Sant Feliu y Terrassa. También cabe mencionar la Agencia de la Vivienda de Cataluña, Naturgy, Banc de Sabadell, Fundación Bancaria La Caixa, Cellnex, Homac, SA, Villa Reyes, SL, Amazon o BBVA, entre otras.
  • Públicas, entre las que destaca la Agencia Catalana de la Vivienda, de la que se percibe la subvención oficial que corresponde por normativa a las viviendas incluidas en la Red de Viviendas de Inserción Social de Cataluña de la Generalitat de Catalunya. También recibe ayudas de la Diputación de Barcelona.
  • Financieras, en especial los créditos del Institut Català de Finances, que en los últimos años han servido para comprar 95 viviendas.
    Fondos propios.

Encontrarás más información sobre nuestra financiación en este enlace.

Hacer una donación Hacerme socio
Gracias a tu ayuda podemos estar al lado de quienes más nos necesitan.
¿Qué tipo de donación quieres hacer?
PUNTUAL
¿Cuánto quieres aportar?
¿Qué eres?
PARTICULAR
EMPRESA